• editoraescolarperuarte

El lenguaje de las líneas. Parte II

Por Juan Villacorta Paredes


Cuando las LÍNEAS RECTAS toman la posición VERTICAL, predisponen el ánimo a la elevación de espíritu.


Como ejemplos podemos citar los obeliscos y los templos góticos que son construcciones donde prepondera la línea vertical. Entre los árboles tenemos los pinos, los eucaliptos y de un modo especial los cipreses que con su figura vertical y alargada armonizan al lado de las tumbas, dando una perfecta sensación de elevación espiritual.


Otro punto importante sobre la disposición de la línea vertical lo constituyen las torres de los templos. En base a este punto podemos explicarnos la razón del por qué las iglesias se caracterizan por sus elevadas torres campanarias. En realidad constituyen una invitación a dirigir nuestra mirada hacia el infinito, lo que consciente o inconscientemente aceptamos, predisponiendo del mismo modo nuestro espíritu al recogimiento y a la meditación.



Obeliscos y Ciprés

Figuras que predisponen el ánimo a la elevación espiritual.



Torre de Iglesia

"Las líneas rectas verticales y horizontales combinadas dan sensación de solemnidad, silencio y miedo".

Cuántas veces nos encontramos frente o dentro de la naturaleza y nos sentimos impresionados por algo, sin saber explicarnos la razón. Esa razón estriba en asuntos sencillos de estética, esto es en el conocimiento del mudo, pero expresivo lenguaje de las líneas, que como es lógico, tan solo entiende y siente nuestro espíritu y explica nuestra inteligencia cuando lo ha comprendido.


La siguiente foto nos presenta una plazuela cuya vista sugiere solemnidad, silencio, absoluto reposo por la disposición de sus líneas.


Vistas como estas abundan en la naturaleza. Son innumerables los motivos que podemos descubrir o crear para sentir y vivir la belleza en sus más diversas manifestaciones.




Vista de una plazuela

Sin mucha observación, puede apreciarse en la vista la sensación de serenidad, silencio absoluto, miedo.


Cuando se combinan las líneas horizontales (que indican reposo) y las verticales (elevación de espíritu) dan sensación de SOLEMNIDAD, SILENCIO Y MIEDO.


Un ejemplo maravilloso por la consecución de tales efectos es el cuadro pintado por

Castellanos (pintor español) cuyo título es: "¡Qué solos quedan los muertos!" y del cual apreciamos al pie un ligero croquis.



¡Qué solos quedan los muertos! Croquis de la obra de Castellanos. Muestra la perfecta combinación de las líneas horizontales (reposo) y verticales (elevación de espíritu). El efecto de reposo, silencio y miedo se puede apreciar claramente.








0 vistas

EDITORA ESCOLAR PERÚ ARTE

Los Halcones 557
Bellavista, Callao

 

4514334     7364863

editoraescolarperuarte@gmail.com

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Pinterest
  • Tumblr Social Icon
  • Instagram
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now